Ciudad de México. La deuda que los bancos han absorbido a causa de los usuarios que no pagan sus créditos está en su mayor nivel, por encima de la que se registró tras la crisis de 2008.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a marzo pasado las quitas y castigos que ha aplicado la banca superaron 127.822 millones de pesos (US$5.437 millones), el mayor monto de toda la historia.

La cifra, que refleja lo que se ven obligados los bancos a castigar para contener la morosidad, creció 15,6% durante el último año.

El mayor monto castigado corresponde a los créditos al consumo, donde la deuda absorbida superó los 101.000 millones de pesos (US$4.296 millones).  Es decir, tan sólo los morosos de esta cartera le han costado a la banca todo lo que estaban pagando por este concepto tras la crisis de 2008.

En noviembre de 2009 las quitas y castigos en total alcanzaron 111.000 millones de pesos (US$4.721 millones), y eso era lo más alto que se había registrado.

De ahí, en enero de 2012, el monto que cubrieron los bancos por este concepto fue superior a los 53.000 millones de pesos (US$2.254 millones) y desde entonces este costo sólo ha venido en aumento.

En la cartera de consumo, la mitad de los recursos corresponden a las tarjetas de crédito, con 50.764 millones de pesos (US$2.159 millones), en cuyo caso se ha visto un crecimiento de 28,5% en los últimos 12 meses.

Tarjetas, lo más caro. En la cartera de consumo, la mitad de los recursos corresponden a las tarjetas de crédito, con 50.764 millones de pesos (US$2.159 millones), en cuyo caso se ha visto un crecimiento de 28,5% en los últimos 12 meses.

Otro segmento importante corresponde a los créditos personales, en donde el monto alcanzó los casi 22.000 millones de pesos (US$935 millones) con 44% de crecimiento en este mismo periodo de referencia y en los mismos niveles se encuentran las quitas y castigos que los bancos han aplicado en el segmento de nómina, en donde se tuvo una ligera reducción de 3,3% en el último año.

Destaca el caso de los créditos automotrices, en donde los castigos han aumentado 72% en el último año, con un monto de cartera castigada que llegó a los 3.216 millones de pesos (US$136 millones).

En otros segmentos, como es el caso de los créditos a la vivienda, los bancos han disminuido las quitas y castigos en 20% con un monto que llegó a los 7.300 millones (US$310 millones) en marzo pasado.

Mientras tanto, en lo que respecta a la cartera comercial, los castigos sumaron 19.500 millones de pesos (US$829 millones), en donde se tuvo una disminución de 0,7%, en donde prácticamente el monto total corresponde a los créditos a empresas y por lo tanto, tienen el mismo comportamiento.

Cartera vencida. A marzo pasado, el índice de morosidad de la cartera total se situó en 2,19%, 0,01 puntos porcentuales más que el nivel observado en marzo de 2017. El correspondiente a la cartera comercial fue 1,31%, 0,09 puntos porcentuales menos que el nivel registrado en el mismo mes de 2017.

Mientras tanto, con un incremento de 0,28 puntos porcentuales en términos anuales, el índice de morosidad de la cartera de consumo registró un nivel de 4,50%.

El índice de la cartera de tarjeta de crédito se ubicó en 5,30%, 0,11 puntos más que el año anterior, mientras que los créditos personales presentaron 6,41%, 1,10 puntos más respecto a la cifra registrada en marzo de 2017.

La morosidad de los créditos a la vivienda se situó en 2,72%, 0,14 puntos porcentuales más que en marzo 2017, en donde el crédito destinado a la vivienda media y residencial alcanzó un índice de morosidad de 2,62%, 0,04 puntos porcentuales más que el año anterior.