La bancarización en el Perú creció 11,8 puntos porcentuales entre 2004 y 2010, al elevarse de 17,9% del Producto Bruto Interno (PBI) a 29,7% en dicho período, señaló este sábado el BBVA Research.

Indicó que este avance responde al acceso de la población peruana a los productos y servicios que las entidades financieras ofrecen y que se han venido incrementando de manera sostenida en los últimos años.

El banco sostuvo que la tendencia es positiva, aunque, pese a esta evolución, el Perú aún se encuentra posicionado debajo de la media regional.

“Pese a esta mejora, el grado de bancarización en el Perú (créditos versus PBI) se ubica en una posición intermedia en América Latina e incluso es superado por algunos países de la región con menor ingreso per cápita (ingreso por habitante)”, anotó.

Asimismo, mencionó que menos de 25% de los ciudadanos cuenta con algún producto financiero, mientras que la infraestructura bancaria peruana es una de las de menor alcance en Latinoamérica.

En ese sentido, consideró que, desarrollando una serie de recomendaciones (presentados en el documento de trabajo Lineamientos para impulsar el Crédito y el Ahorro en el Perú), la bancarización podría aumentar a 65% del PBI en los próximos diez años, en un escenario conservador, lo que reflejaría un incremento de 15 puntos porcentuales.

“No obstante, en un escenario algo más optimista la bancarización podría alcanzar cerca de 80% del PBI”, previó el banco de capitales españoles.

Destacó que como resultado del mayor acceso de los ciudadanos a los productos y servicios que la banca ofrece, el crédito crecería a un ritmo anual promedio de entre 17 y 19% en el mediano plazo.

“El impacto positivo podría ser aún más importante si en paralelo se implementasen medidas orientadas a reducir la informalidad”, acotó.

Anticipó que, en ese caso, la bancarización alcanzaría un nivel de más de 76% del PBI, en un escenario conservador, y sobrepasaría el tamaño de la economía en un horizonte de diez años, en un escenario optimista.