Sao Paulo. El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil planea devolver 130.000 millones de reales (US$40.000 millones) en créditos al Tesoro del país este año, dijo el jefe de finanzas del prestamista, según declaraciones recogidas en la edición de este lunes de Valor Econômico.

El dinero podría entregarse sólo en la segunda mitad del año, cuando el panorama para los desembolsos del banco -la principal fuente de crédito corporativo de largo plazo de Brasil- estará más claro, dijo Carlos Thadeu de Freitas, director financiero de BNDES.

El monto que se le devolverá al Tesoro este año podría variar si BNDES se ve obligado además a transferir liquidez que pertenezca a al Fondo de Amparo al Trabajador (FAT), publicó Valor, citando a Freitas.

Representantes del banco no respondieron inmediatamente a las solicitudes de declaraciones.

Entre 2008 y 2015, el Tesoro brasileño transfirió más de 500.000 millones de reales (US$154.793 millones) al banco de desarrollo, debilitando las finanzas públicas y desplazando a los prestamistas comerciales fuera de los mercados de capital.

Bajo los términos originales de las transacciones, los préstamos tendrían que ser pagados en hasta tres años, reportó Valor.