Buenos Aires. La presidenta del Banco Central de la República Argentina (Bcra), Mercedes Marcó del Pont, rechazó las recetas monetarias que recomiendan desalentar el crecimiento económico para prevenir la inflación, según declaraciones publicadas este domingo.

"Tenemos una visión muy distinta de lo que es el pensamiento ortodoxo convencional y a los presidentes que me precedieron respecto del rol del Banco Central, la estabilidad y la inflación", dijo Marcó del Pont al diario Página 12.

La presidenta del BCRA admitió que "las tensiones en materia de precios existen, pero no podemos errar en el diagnóstico y pensar que se trata de una cuestión monetaria y del gasto público", afirmó.

Según la economista, "las tensiones tienen que ver con cuestiones por el lado de la oferta, con el comportamiento de los precios en el mercado internacional y la puja distributiva".

"Argentina tuvo una política redistributiva más fuerte que otros países y eso genera tensión", sostuvo.

Rechazó asimismo las críticas a la intervención del Banco Central en el mercado de cambios. "Si no comprábamos dólares para las reservas, el dólar bajaría a 2,80 pesos (actualmente se cotiza a 4 pesos); nosotros no vamos a permitir eso", aseguró.

Una revalorización del peso restaría competitividad a las exportaciones argentinas y se la sumaría proporcionalmente a las importaciones, con la consecuente amenaza para el superávit comercial que el país registra en los últimos años, en paralelo con superávit fiscal.

Marcó del Pont consideró que "el tipo de cambio ajustado por salarios sigue siendo competitivo en relación con los principales países a los que exporta Argentina".

"Cuando vemos lo que sucede con nuestro comercio exterior verificamos que venimos avanzando muchísimo en términos de cantidades exportadas, además se observa un crecimiento en la participación de las manufacturas industriales", explicó la funcionaria.

Argentina mantuvo un ritmo de crecimiento de casi 9% anual entre 2003 y 2007, de 7,1% en 2008, pero de apenas 0,9% en 2009, afectada por la crisis internacional.

Según la última medición disponible, en los primeros diez meses de 2010 registró una expansión de 8,9% en relación con el mismo período del 2009.