Porto Alegre, Brasil. Las autoridades del Banco Central de Brasil decidirán el rumbo de las tasas de interés con la vista puesta en mantener la inflación estable y dentro de la meta oficial, dijo el martes su presidente, Henrique Meirelles.

"Toda decisión se tomará para mantener la inflación estabilizada. Una inflación estabilizada es una inflación dentro de la meta", afirmó Meirelles en un evento en Porto Alegre.

Las declaraciones se conocen en momentos en que las crecientes expectativas de inflación han generado especulación sobre una posible alza de tasas en el encuentro del Banco Central del 27 y 28 de abril.

La tasa se encuentra actualmente en un mínimo histórico del 8,75 %. Los economistas consultados semanalmente por el Banco Central ahora esperan que el referencial índice de inflación IPCA cierre el año en 5,29%, por encima del centro de la meta oficial de 4,5%, que tiene dos puntos porcentuales de tolerancia para arriba o para abajo.

Meirelles reiteró además que las tasas de interés seguían siendo la forma más inmediata y eficiente de mantener la inflación bajo control.

"El instrumento que tiene una respuesta rápida, de corto plazo y que funciona bastante bien (...) es la tasa de interés", declaró.

Meirelles sostuvo además que al Banco Central no le preocupa el hecho de tener que subir las tasas de interés en un año electoral. "La mayoría de los brasileños ya sabe que el problema es la inflación", dijo.