Brasilia. El banco central de Brasil fue instruido por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva para que tome una postura firme en el combate de las presiones inflacionarias, declaró el lunes el ministro de Planificación, Paulo Bernardo, a Agência Estado.

Bernardo dijo que el banco recibió toda la autoridad para combatir la inflación como sea necesario. "Si es necesario tomar medidas, el banco central las tomará", dijo el funcionario.

Bernardo realizó las declaraciones después que un sondeo del banco central mostrara el lunes que la proyección para la inflación IPCA subió al 5,29% frente al 5,18% de la semana anterior. Brasil fijó una meta para fin de año para el IPCA del 4,5%.

El banco central de Brasil mantiene la tasa de referencia Selic sin cambios en un mínimo histórico del 8,75% desde septiembre, pero analistas esperan que el banco subirá las tasas en su reunión de política monetaria de este mes.

Bernardo dijo el lunes que el gobierno no desea inflación, pero que de todos modos defendió la decisión del banco central de no subir las tasas durante la reunión de política monetaria de marzo.

"A veces podemos tomar medidas demasiado pronto que terminan por dañar el crecimiento económico", dijo el funcionario.

Se espera que la economía de Brasil se expanda hasta un 5% este año después de registrar un crecimiento cero en 2009. Sin embargo, durante los 12 meses a marzo, la inflación IPCA alcanzó el 5,17%.