Brasilia.- La deuda neta del sector público brasileño alcanzó 3,5 billones de reales (US$845.500 millones) en julio, equivalente a un 52% del Producto Interno Bruto (PIB), cifra superior al 51,4% de junio, informó el Banco Central.

En el año, la deuda neta en relación al PIB creció 0,5 puntos porcentuales debido a la incorporación de los intereses nominales, el déficit primario, un alza del dólar acumulada del 13,5% y al efecto del crecimiento del PIB nominal.

La deuda pública tiende a caer cuando hay alza del dólar porque las reservas internacionales, el principal activo del país, están compuestas por moneda extranjera.

La deuda bruta, que sólo contabiliza los pasivos de los gobiernos federal, estatales y municipales, cerró julio en 5,1 billones de reales (US$1,2 billones), lo que representó un 77% del PIB, cantidad menor al 77,2% en junio.

En el mejor momento de la serie histórica, en diciembre de 2013, la deuda bruta brasileña representaba un 51,5% del PIB.

La deuda bruta del gobierno es una de las principales referencias para la evaluación por parte de las agencias calificadoras de riesgo sobre la capacidad de solvencia financiera del país.