Sao Paulo. Los consejeros del Banco Central de Brasil dijeron este jueves que están listos para subir las tasas de interés incluso el mes próximo, con el fin de contener las mayores presiones inflacionarias, en lo que podría ser la primera alza de los costos del crédito en dos años.

El consejo del Banco Central dijo en las minutas de la reunión de política monetaria de la semana pasada que había consenso sobre la necesidad de elevar la tasa de interés para reducir el crecimiento de la demanda doméstica y dejarla más en línea con la expansión de la oferta.

Aún así, la mayoría de los funcionarios del Banco Central decidieron esperar por más evidencias de deterioro en los datos de inflación para tomar medidas de tasas de interés.

Tres de los ocho miembros del Comité de Política Monetaria votaron por un incremento de medio punto porcentual de la tasa de interés referencial, Selic.

"Se debe notar que también hubo consenso entre los miembros del comité sobre la necesidad de adaptar el ritmo de ajustes en la tasa de interés referencial a la perspectiva de la tendencia inflacionaria", para evitar que las actuales presiones de precios se vuelvan más permanentes, dijeron las minutas.

El comité, conocido como Copom en Brasil, mantuvo el 17 de marzo la tasa Selic en su mínimo nivel histórico de 8,75% por quinta ocasión consecutiva.

La parsimonia del banco podría señalar que la autoridad monetaria ve la reciente alza en los precios al consumidor y el aumento de las presiones inflacionarias como transitorias, dijo Nick Chamie, director de investigación de mercados emergentes de RBC en Toronto.

El Banco Central, con sede en Brasilia, también dijo que el ritmo de recuperación en la mayor economía de Latinoamérica ha reducido aún más su brecha de producción, aumentando las presiones inflacionarias en el país.

El rendimiento del contrato de futuros de tasas de interés para enero de 2011 saltó 5 puntos básicos, a 10,37%, desde 10,32% el miércoles.