La asociación bancaria que fija la Libor dijo este viernes que el Banco de Inglaterra (BOE) desaprovechó la oportunidad de ayudar a reformar esa tasa referencial, inmersa en un escándalo de manipulación, desafiando abiertamente al poderoso banco central británico.

Más temprano, el BOE había defendido su papel de no intervención publicando varios correos electrónicos del 2008 que muestran que recomendó una reforma de la tasa Libor, utilizada como referencial en contratos financieros por cientos de billones de dólares y actualmente en el centro de un escándalo de manipulación de tasas.

"Lo que estábamos haciendo era pedirles que se sumaran. Queríamos que se involucren con el proceso, y se negaron", dijo la presidenta ejecutiva de la Asociación de los Banqueros Británicos (BBA), Angela Knight.

Tal participación pública de los bancos centrales podría haber incrementado la confianza del mercado en la tasa Libor, dijo Knight.

Los correos electrónicos del BOE mostraron que el gobernador Mervyn King, que en la audiencia parlamentaria de esta semana fue el blanco de críticas por su laxa supervisión de la tasa Libor durante la crisis crediticia, había calificado los planes de la BBA para revisar la tasa "como "totalmente inadecuados".

Después de la presión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, a fines del 2008 se realizaron algunos ajustes a la forma en que se fijaba la tasa Libor, según muestran los correos electrónicos entre King, su segundo Paul Tucker, y la jefa de la Asociación de Banqueros Británicos, Angela Knight.

Pero el BOE insistió en que su nombre fue retirado de un documento de política del BBA, que es responsable de fijar la tasa Libor, y no existen evidencias de algún seguimiento por el banco central o de otros reguladores de que los cambios fueron realizados.

"Existe el riesgo de que cualquier referencia sobre nosotros con nombre y apellido y sobre los bancos centrales en general es tomada como dando a entender nuestro respaldo sobre la postura particular que fija la BBA", muestra un memo interno del 4 de junio del 2008 dirigido a King.

La Reserva Federal de Nueva York fue igualmente reacia a ser vista como implicada en el gobierno de la Libor, nombre con el que se conoce a la Tasa Interbancaria de Londres y que se usa como referencia detrás de infinidad de instrumentos financieros, desde hipotecas a derivados.

Más de una docena de bancos -entre ellos Citigroup, JPMorgan y Deutsche Bank- están bajo investigación por la supuesta manipulación de la tasa Libor, pero las recientes audiencias en el Reino Unido han puesto en el centro de la atención también a los reguladores.

Tucker fue involucrado en el escándalo cuando Barclays publicó un resumen de una discusión entre él y el ex presidente ejecutivo del banco Bob Diamond que parecía contener una instrucción de Tucker de rebajar los datos que presentaba el banco para la fijación de la Libor.

Tanto Tucker como Diamond han negado que el primero le hubiera dado tal instrucción. Pero Jerry del Missier, que renunció como gerente de operaciones de Barclays, dijo esta semana que había interpretado el correo electrónico de Diamond como una instrucción de rebajar la tasa.

El BOE dijo que sus comunicaciones con el BBA comenzaron después de que King y Timothy Geithner (entonces jefe de la Reserva Federal de Nueva York) hablaron sobre el problema en Basilea, sede del Banco de Acuerdos Internacionales.

Resultó ser que la BBA ya había iniciado un debate interno respecto a si la Libor seguía siendo adecuada.

Pero en una nota manuscrita en uno de los correos electrónicos, King afirmó que "esto parece totalmente inadecuado. ¿Qué debemos hacer?".

La Fed también pensaba que los cambios no eran suficientes. Entonces hubo más discusiones sobre el borrador de la BBA y ambos bancos centrales dieron una amplia bendición al plan, aunque algunos puntos quedaron abiertos para seguir discutiéndolos.

"No es adecuado para las autoridades públicas refrendar o determinar el resultado de la revisión de la BBA", dijo el BOE en un informe de prensa que acompañaba a los correos electrónicos.

"Cuando las propuestas modificadas fueron adoptadas en diciembre del 2008, el banco no estaba al tanto de ninguna opinión disidente expresada por los sectores oficial o privado", agregó el comunicado.

Thomson Reuters Corp es el agente oficial de BBA para el cálculo y publicación diaria de la tasa Libor. La compañía afirmó que continúa respaldando a la BBA para el cálculo y distribución de las tasas Libor.