Santiago. El Banco Central de Chile decidió unánimemente mantener estable la tasa clave de interés en un 3,25% en su reunión de enero, para validar su intervención en el mercado cambiario, según la minuta de su encuentro de política monetaria divulgada el viernes.

Los consejeros coincidieron en que, en el contexto actual, no existían elementos para cambiar la trayectoria de las tasas de interés considerada en el Informe de Política Monetaria (IPoM) de diciembre, que sugería una normalización gradual durante el 2011, incluyendo pausas intermedias.

"Los antecedentes disponibles llevaban a proponer como opciones relevantes un incremento de 25 puntos base (pb) de la Tasa de Política Monetaria (TPM), hasta 3,5% o una pausa transitoria (...), pero señalando un sesgo restrictivo para su trayectoria en los próximos meses", explicó el documento.

Los consejeros destacaron que los precios internacionales de las materias primas y los alimentos habían seguido subiendo por lo que aumentaba la preocupación por la inflación en las economías emergentes.

Chile es el mayor productor mundial de cobre.

En tanto, la economía interna había seguido mostrando un marcado dinamismo.

Pese a que la inflación se mantiene en el corto plazo en el rango de tolerancia, en la reunión se destacó que debía observarse con atención su evolución en un trayecto más extenso.