Seúl. Mantener la estabilidad tanto de los precios como del sistema financiero es un desafío para los bancos centrales, pero es algo posible, señaló este lunes el presidente del Banco Central de Chile, José De Gregorio.

"Los bancos centrales requieren fiscalizar la estabilidad de precios y la estabilidad financiera", señaló el titular de la autoridad monetaria chilena en un discurso en una conferencia del Banco de Corea en Seúl.

Pero "un instrumento -a saber, las tasas de interés- a menudo no es suficiente para conseguir esos dos objetivos", agregó.

Los bancos centrales deberían trabajar además en estrecha relación con reguladores de "microprudencia", para así "comunicar riesgos potenciales de manera que estos puedan incorporarse en el proceso de supervisión o en cambios a la regulación", sostuvo De Gregorio.

La acumulación de reservas internacionales puede ser una especie de "seguro" en contra de los rápidos cambios en los flujos de capital durante una crisis, añadió.

Asimismo, los bancos centrales pueden usar una tasa de interés distinta a su tasa de política monetaria para así entregar liquidez al sistema financiero durante tiempos de estrés, afirmó De Gregorio.