Santiago. El producto interno bruto de Chile registrará una expansión del 4,25%-5,25% en 2010 frente al año anterior, lo que representa una tasa de crecimiento ligeramente menor a la estimada anteriormente, señaló el martes el banco central.

La entidad explicó que la rebaja de la proyección se debe a los efectos del devastador terremoto que afectó al país a fines de febrero.

El sismo, el quinto más fuerte de la historia con una magnitud de 8,8 grados, y el posterior tsunami dejaron daños estimados en US$30.000 millones.

Los daños, que incluyen caída de edificios y puentes cortados, paralizaron fábricas y destruyeron vías, lo que reducirá el crecimiento del PIB en el primer y segundo trimestre del año, indicó el banco central en el Informe de Política Monetaria trimestral que entregó a la Comisión de Hacienda del Senado.

El escenario base del banco para la política monetaria estima que el terremoto destruyó el 3% del capital productivo neto de la economía, lo que redujo la tendencia de la tasa de crecimiento del PIB entre uno y un 1,5 puntos porcentuales.