Beijing. El Banco Popular de China (BPCh), el banco central del país, inyectó 195.000 millones de yuanes (29.500 millones de dólares) en el mercado esta semana para aumentar la liquidez.

El banco central chino realizó acuerdos de recompra (conocidos como repos) inversos a siete días por valor de 20.000 millones y 15.000 millones de yuanes el viernes y el jueves, respectivamente.

Las dos inyecciones se fijaron a un interés del 2,25 por ciento, sin cambios respecto a las previas del miércoles de 30.000 millones de yuanes y del martes de 40.000 millones de yuanes, de acuerdo con un comunicado publicado por el BPCh.

La maniobra llegó tras la inyección neta de 90.000 millones de yuanes el lunes, indicó el banco central.