Beijing. El banco central chino dijo este martes que mantendrá por el momento su política monetaria moderadamente relajada, pero que irá normalizándola gradualmente hasta devolverla a los niveles anteriores a la crisis.

En su informe del tercer trimestre sobre política monetaria, el Banco Popular de China señaló que necesita hacer más flexible su política al tiempo que sigue mejorando la gestión de las expectativas de inflación.

El banco central del gigante asiático reiteró su compromiso de seguir mejorando el mecanismo de formación de la tasa de cambio del yuan y mantener la referencia de una cesta de divisas como base para la futura reforma del yuan.