Pekín. China mantendrá una política monetaria prudente en el 2013 y seguirá suministrando una cantidad razonable de dinero y crédito, dijo este viernes el banco central, horas después de que datos del gobierno mostraran que la inflación se aceleró, aunque a niveles bajos.

El Banco Popular de China dijo en una declaración de su agenda de trabajo para el 2013 que tratará de mejorar la convertibilidad del yuan, pero añadió que esto al mismo tiempo incrementará la vigilancia de los flujos transfronterizos de capital.

El Banco Popular de China dijo en una declaración de su agenda de trabajo para el 2013 que tratará de mejorar la convertibilidad del yuan, pero añadió que esto al mismo tiempo incrementará la vigilancia de los flujos transfronterizos de capital. Las autoridades chinas están dispuestas a limitar las transacciones financieras no reguladas a raíz de una serie de fraudes descubiertos durante los últimos 12 meses.