El Banco Central (BCRA) decidió incrementar en 150 puntos básicos su tasa de Política Monetaria, que de esta forma pasó del 24,75% al 26,25%, en una clara señal de que el ente monetario no va a cejar en su objetivo prioritario de lograr reducir la inflación.

Por primera vez desde el pasado 29 de noviembre, la entidad presidida por Federico Sturzenegger movió el costo del dinero, en una clara señal de que el Banco Central no va a aflojar su política monetaria dura a pesar del año electoral y que, por el contrario, redobla la apuesta antiinflacionaria al percibir señales negativas en lo que respecta a la marcha de los precios.

La tasa de Política Monetaria -que ahora tiene como referencia el corredor de pases a 7 días- suplantó como valor de referencia a la tasa de Lebac el pasado 1 de enero.

En un comunicado el Central dijo que "en el día de la fecha se conocieron los datos de inflación de marzo del IPC GBA, publicado por el INDEC. La inflación fue de 2,4% para el nivel general y 1,8% para el componente núcleo. Al igual que en febrero, se observó una incidencia importante, aunque no exclusiva, de los precios regulados", que reflejan la evolución de las tarifas, entre otros parámetros.

Asimismo, el texto recuerda los resultados del último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) coordinado por el ente monetario, que mostraron "con respecto a la medición de febrero, (que) las expectativas de inflación para 2017 aumentaron de 20,8% a 21,2% para el nivel general del IPC-GBA y de 18,5% a 18,7% para su componente núcleo". 

Para 2018, los valores del REM también se modificaron levemente, con un aumento para el nivel general y una reducción para el núcleo y, en este sentido, el Central señaló que "las expectativas se mantienen por encima de las metas de inflación de la autoridad monetaria para 2017 (12-17%) y para 2018 (8-12%)".

Al evaluar el resultado de la inflación de marzo y los pronósticos del REM, el comunicado manifiesta que "el Banco Central de la República Argentina preveía una cierta aceleración de la inflación tras el registro bajo del mes de enero, principalmente por los aumentos de precios regulados del período".