Buenos Aires. La economía de Argentina se expandirá un 6% en el 2011 impulsada por el crecimiento del mercado doméstico, señaló este jueves el Banco Central en un informe.

El PIB de la nación sudamericana ha crecido de forma robusta en los últimos años -aunque vivió una desaceleración en el 2009- gracias a la fortaleza de la industria automotriz y de los sectores agrícola y de la construcción, y el gobierno estimó que el 2010 cerró con una expansión del 9%.

"El nivel de actividad seguirá reflejando un mercado interno robusto favorecido por la mejora en las condiciones del mercado de trabajo y por el gasto social (...) El consumo privado (...) será nuevamente el mayor impulsor del crecimiento", dijo el Banco Central en el reporte de inflación para el primer trimestre del 2011.

La estimación de la entidad se encuentra dentro del rango de pronósticos previstos por analistas privados consultados por Reuters.