Buenos Aires. El banco central argentino (BCRA) dijo este lunes que subió la tasa de política monetaria a 45% desde el 40% previo, dada la actual coyuntura externa y el riesgo de que una mayor devaluación del peso dispare la ya elevada inflación doméstica.

El Comité de Política Monetaria de la entidad se comprometió a no bajar el nuevo nivel de tasa de política monetaria al menos hasta octubre, en medio de nuevas tensiones financieras que se producen luego de que meses atrás el país cerrara un acuerdo de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar turbulencias en los mercados.

En ese contexto, el banco central anunció un reordenamiento de los instrumentos con los cuales implementa su política monetaria, por lo que el monto a ofrecer en cada licitación de letras Lebac será menor al que vence y sólo podrá ser suscrito por entidades no bancarias.

En este marco, el FMI dijo que apoya el plan del banco central argentino de reducir el stock de letras Lebac y que es consistente con el acuerdo alcanzado entre ambas partes por una línea de crédito stand-by por US$50.000 millones.

En la licitación del próximo martes, el BCRA ofrecerá un máximo de 230.000 millones de pesos (US$7.846 millones) de Lebac para ser suscritas por participantes no bancarios.

Funcionarios del FMI que este lunes se reunieron con representantes del Gobierno argentino señalaron que el plan para reducir el stock de Lebac "debería remover una importante fuente de vulnerabilidad".

En la licitación del próximo martes, el BCRA ofrecerá un máximo de 230.000 millones de pesos (US$7.846 millones) de Lebac para ser suscritas por participantes no bancarios.

Para las entidades bancarias el BCRA sólo ofrecerá Notas del Banco Central (NOBAC) a 1 año de plazo y Letras de Liquidez (LELIQ), señaló.

El peso en la plaza interbancaria se depreciaba un 4,10%, a un valor mínimo histórico de 30,00/30,50 por dólar, a las 14.10 hora local (1710 GMT).

"Los datos débiles del país significan que el peso argentino seguirá siendo vulnerable a futuros períodos de riesgo. La alta inflación también ejercerá presión a la baja sobre el tipo de cambio nominal", dijo Edward Glossop, economista para Latinoamérica de Capital Economics.

El analista agregó que "nuestra visión es que las tasas de interés permanezcan sin cambios en 45% hasta al menos principios de 2019. Y en la medida en que haya movimientos, es probable que suban".

Por su parte, el Ministerio de Hacienda dijo que dada su posición de liquidez en pesos instruyó al BCRA a discontinuar las ventas de dólares diarias hasta que las necesidades de pesos lo requieran nuevamente.

"El BCRA asegurará la disponibilidad de dólares para garantizar el buen funcionamiento del mercado de cambios, de ser necesario, a lo largo de esta operación mediante subastas diarias de dólares en los días subsiguientes", dijo el comunicado de la entidad monetaria.

En este contexto, la autoridad monetaria dijo que licitará el martes US$500 millones de fondos propios.