La Paz. El Banco Central de Bolivia (BCB) advirtió que si la Cámara de Representantes de los Estados Unidos no llega a un acuerdo para aprobar la ampliación del techo de la deuda estadounidense hasta el martes 2 de agosto, habrá una caída del dólar en el país y a nivel internacional.

“Si no llegara a un acuerdo, el efecto más grande será sobre su moneda (dólar) que continuará continuar depreciándose, y ese impacto en general no sólo será para Bolivia, sino para todos los países del mundo. La depreciación del dólar de alguna manera fortalece las monedas de todos los otros países y nos vuelve como economías en general más fuertes”, afirmó el presidente del BCB, Marcelo Zabalaga.

La autoridad señaló que desde hace mucho tiempo se advirtió el deterioro de la economía estadounidense, ante lo cual se tomaron las previsiones que consistieron en que las Reservas Internacionales Netas (RIN) se invirtieran en la compra de oro, euros y derechos especiales de giro.

Evitó mencionar acerca de cuánto bajaría el dólar estadounidense en el segundo semestre de este año y pidió esperar los sucesos que vayan a ocurrir en los EE.UU. 

“Estamos acelerando la bolivianización y ésa es una medida que este Gobierno ha tomado oportunamente, porque cuanto más bolivianos somos en términos de moneda, menos frágiles ante cualquier crisis externa”, sostuvo.

Por su parte, el ministro de Economía Luis Arce explicó que el efecto de la crisis estadounidense que se tendría sería de un dólar débil, razón por la cual exhortó a los “bolivianos tener sus depósitos en bolivianos”.

“Va a haber un efecto en toda América Latina y el mundo, pero Bolivia tiene sus variables controladas”, afirmó el Ministro de Economía. Según los datos extractados de la página web del BCB, las RIN al 26 de julio ascendían a US$11.041 millones, de los cuales, según Zabalaga, el 55% aproximadamente están en dólares.

“Este último año ha habido un incremento de la rentabilidad (de las RIN). El año pasado sólo fue 0,38% y este año estamos aproximadamente con 0,60%”, que es unos Bs 500 millones (US$ 69.894.700). 

El presidente del BCB detalló que en el caso de las reservas de oro se incrementaron de 25 toneladas el año pasado a 32 toneladas en esta gestión, “lo cual representa un gran respaldo para la economía” boliviana.

A decir de Zabalaga, los que tienen depósitos en dólares “vienen sufriendo” desde hace cuatro años una depreciación de sus recursos, pero “si es que hubiera una bajada adicional, van a ver reducidos sus ahorros en dólares”. “Hoy como nunca el que tiene deuda en dólares se beneficia, porque el dólar va bajando su valor, cada vez paga menos”, enfatizó.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Óscar Calle, expresó su preocupación por la situación que se está atravesando en los Estados Unidos y manifestó su esperanza de que sea solucionado para que “el dólar se mantenga estable en la economía mundial”.

“Es preocupante el hecho de que Estados Unidos haya entrado a una falta para cumplir sus obligaciones de deuda“, manifestó Calle.

El jueves, autoridades del BCB consultaron a funcionarios del Tesoro de los EE.UU. sobre la situación financiera de este país, quienes habrían expresado su optimismo de que se llegará a un acuerdo en el Legislativo estadounidense hasta el 2 de agosto.

El presidente del Banco Central de Bolivia recomendó ayer a los productores y exportadores de bienes a Estados Unidos (EEUU) buscar nuevos mercados alternativos ante una posible crisis económica que se registre en este país.

“Yo creo que los productores y los exportadores tienen que buscar nuevos mercados para poder continuar trabajando”, afirmó. La autoridad explicó que Estados Unidos no es la única región demandante de productos de exportación, aunque es una economía grande a nivel mundial.

Señaló que América Latina también puede ser otra alternativa, ya que registra un crecimiento en su requerimiento de bienes bolivianos, o Europa, que es una zona económica significativa.

Si la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense no aprueba la ampliación de la deuda de EE.UU., las exportaciones se encarecerían debido a que se registraría una caída en el dólar. “EEUU ha tenido esa política desde hace mucho tiempo de, alguna manera, favorecer sus propias exportaciones para disminuir el déficit comercial que tenían”, explicó el presidente del BCB.

Zabalaga también descartó que las exportaciones bolivianas a EEUU vayan a colapsar.

“Las exportaciones podrían resentirse un poco, es decir que en lugar de exportar los US$400 millones o US$500 millones que exportamos ahora tal vez bajarían un poco, pero eso hay que ver todavía con cautela lo que va a pasar la próxima semana”, afirmó.

Según datos extractados del sitio web del Instituto Nacional de Estadística (INE), el valor de las exportaciones bolivianas al país del norte el 2010 alcanzaron los US$ 703,72 millones.

El presidente Evo Morales planteó a los sectores sociales y a las instituciones públicas y privadas debatir sobre la crisis económica, energética y alimentaria mundial, con el objetivo de contar con alternativas que permitan proteger al país de sus efectos.

“No solamente el debate corresponde a los ministros del área económica del Gobierno, a los especialistas en la economía, pero fundamentalmente a nosotros, hermanos y hermanas. Sí, así está la situación en el mundo, en los países desarrollados. A ver cómo nosotros nos preparamos para que no falte alimento (y) que esa crisis del capitalismo no afecte a Bolivia”, afirmó Morales.

El jefe de Estado boliviano dijo que el debate debería reforzar el modelo económico que se aplica “para no depender de los países desarrollados y que la quiebra o la crisis del capitalismo no afecte a nuestras naciones”, porque el capitalismo no tiene una solución ni siquiera para ella misma.