En el lapso de 10 días, el Banco Central de Bolivia (BCB) ha apreciado la moneda nacional en dos oportunidades. A partir de este martes, el tipo de cambio para la venta baja de Bs 7,03 a 7,02 y de Bs 6,93 a 6,92 para la compra.

Con esta medida, el tipo de cambio se modifica por quinta vez desde el 23 de noviembre del 2010, cuando el BCB tomó la decisión de apreciar la moneda nacional para contrarrestar la inflación y preservar el poder adquisitivo del boliviano.

El pasado miércoles, el ministro de Economía, Luis Arce, anunció que el gobierno “profundizará” su política de apreciación del boliviano como uno de los principales mecanismos para reducir los niveles de inflación.

Armando Méndez, ex presidente del BCB, dijo ayer que al Gobierno y al ente emisor les continúa preocupando el índice inflacionario de los primeros 10 días de febrero. Según el economista, esta medida, en última instancia, busca que la gente importe bienes y alimentos que están escaseando. “Así, se contrarresta el alza de los precios”.

“Lo que uno puede inferir es que la medición de (la inflación de) los primeros 10 días (de febrero), que ya es de conocimiento del Estado, tiene un ritmo que les sigue inquietando, el ritmo de inflación debe seguir subiendo”, explicó.