La Paz. La Empresa Boliviana del Oro (EBO) logró reunir 120 kilos de oro, que los venderá al Banco Central de Bolivia (BCB) por un precio de US$8,4 millones, informó ayer el viceministro de Desarrollo Productivo Minero, Freddy Beltrán.

Para concretar esta compra-venta, el Gobierno debe aprobar el reglamento mediante la promulgación de un decreto supremo. Fuentes gubernamentales indicaron a la agencia ANF que esa norma será tratada por el gabinete de ministros el miércoles.

El año pasado, el presidente Evo Morales instruyó al ente emisor la compra de oro boliviano para incrementar el porcentaje de las reservas internacionales que están acumuladas en ese metal precioso.

EBO adquiere oro en bruto para luego convertirlo en lingotes con una pureza de 96 y 97%. Una vez comprado el metal, el BCB refinará aún más el dorado, puesto que debe tener 99,99% de pureza, explicó la autoridad.

Esta primera venta de EBO se realizará a un precio por gramo de US$70, con lo cual los 120 mil gramos darán US$8,4 millones. Estos ingresos deben ser reinvertidos en la misma empresa aurífera pública para que continúe con la compra del mineral.

El oro de EBO incrementará las reservas internacionales netas que administra el BCB. Al 17 de febrero, en el metal dorado estaban US$2.356 millones. Las RIN totalizan US$12.707 millones, con datos del instituto emisor.

Las reservas de divisas de Bolivia se componían, hasta el pasado año, en un 70% en dólares, un 13,2% en oro físico y el restante 16,8% en euros.

Hasta septiembre pasado, las reservas de oro en las bóvedas del BCB eran de 28,3 toneladas.