Desde el 7 de febrero, el Banco Central de Bolivia (BCB) puso a la venta títulos valores de fácil acceso para la población. Los títulos “BCB Directo”, que son vendidos hasta un máximo de Bs 70.000 (US$9.700) por persona, son emitidos a 91, 182 y 364 días con tasas de interés anuales que varían entre el 1,50%, el 1,90% y el 2,30%, respectivamente.

Las colocaciones también son adquiridas por el sistema financiero. “En lo que va de este año, se han retirado más de Bs 500 millones en liquidez (...) en operaciones directas con la población y en operaciones con las entidades financieras”, informó ayer el gerente de la Asesoría de Política Económica del ente emisor, Raúl Mendoza.

Las políticas monetaria y cambiaria del BCB, “a la vez de contribuir al buen desempeño de la actividad económica (...) se orientan a mitigar las presiones inflacionarias internas y externas, a través de la regulación de la liquidez y de la apreciación gradual del boliviano”, precisa una nota del BCB.

Inflación. La inflación proyectada para este año se reformuló de 4% al 6%. En enero, el índice fue 1,29% y frente a este margen “la inflación importada para el 2011 y 2012 se situaría en 2,4% y 2,2%, respectivamente”, señaló el presidente del BCB, Marcelo Zabalaga.

“La inflación de enero sube, porque arrastra una inflación relativamente baja del año pasado. (El indicador) va a llegar a su mayor tope —alrededor del 11%— en julio y luego va a ir reduciéndose a, estimamos, un 6%”, dijo.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación el 2006 fue de 4,95%; el 2007, de 11,73%; el 2008, de 11,85%; el 2009, de 0,26%; y el 2010, el indicador cerró en 7,18%.

A diciembre del 2010, la “bolivianización” de la cartera bruta y los depósitos efectuados en el sistema financiero nacional alcanzó un nivel “histórico” del 56%. El BCB espera que el 2011, este proceso continúe “a un mayor ritmo”, principalmente por las modificaciones efectuadas al reglamento de encaje legal (reservas que deben efectuar los bancos en el Banco Central), entre otras medidas.

“Cerca del 66% de la ‘bolivianización’ de los depósitos del 2010 tuvo lugar a partir del proceso de apreciación del boliviano”, manifestó Zabalaga.

Los depósitos en bolivianos en la anterior gestión llegaron a aproximadamente US$8.920 millones, un 6,5% más que el 2009, mientras que la cartera de créditos alcanzó a cerca de US$6.642 millones, un 20,3% más que la gestión anterior, según el informe presentado por el ente emisor.

US$1.000 millones para el 2011. Durante esta gestión, el Banco Central prevé desembolsar alrededor de US$1.000 millones para financiar proyectos estratégicos en minería e hidrocarburos, anunció su presidente, Marcelo Zabalaga. Un tercio de las reservas están destinadas a proyectos estatales.