El Banco Central de Bolivia realizó el quinto desembolso (US$9,77 millones) del crédito asignado a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Con estos recursos, la petrolera estatal ya recibió el 9% del crédito asignado de US$700 millones.

El desembolso de Bs 68.320.260 (US$9,77 millones) fue realizado por la entidad el jueves, según una nota de prensa institucional.

El primer desembolso (Bs 34,92 millones) se realizó el 7 de octubre del 2010. El 30 de diciembre se hizo el segundo por Bs 224,99 millones. El tercero fue por 84 millones y se hizo efectivo el 21 de marzo de este año. El cuarto desembolso (Bs 26,98 millones) fue solicitado por la petrolera estatal el 15 de abril.

Con esta última entrega suman Bs 439,31 millones (US$62,83 millones, al tipo de cambio actual) que son parte del crédito de US$700 millones que servirán para la construcción de las dos plantas separadoras de licuables Río Grande y Gran Chaco.

El BCB otorgó el crédito el 10 de septiembre del 2009 por un periodo de 20 años, un periodo de gracia de cinco años y una tasa de interés del 1%. La entidad proporcionó la información en el marco de su política de transparencia institucional y en cumplimiento del contrato suscrito con YPFB.

Parte del crédito (US$300 millones) fue destinado a proyectos de industrialización. El 12 de octubre del 2010, el presidente de YPFB, Carlos Villegas, informó que la estatal firmó una adenda con el BCB “bolivianizando el crédito”, para reducir el interés que se debe pagar.

El crédito está contemplado como “apoyo” para el Plan de Inversiones 2010-2015 y se invertirá en un periodo de cinco años. Tras firmar el contrato del préstamo, Villegas dijo que el mismo sería empleado en tres años: US$27,6 millones en lo que restaba de ese año, US$809 millones el 2010 y US$163,4 millones el 2011.