La Paz, Xinhua. El Banco Central de Bolivia (BCB) ratificó hoy su proyección de crecimiento económico de 5,5% para este año, a pesar de los conflictos sociales generados por la huelga que convocó el pasado 6 de mayo la Central Obrera Boliviana (COB), la cual se prolongó 16 días.

El presidente del BCB, Marcelo Zabalaga, informó que la economía boliviana al alcanzado hasta el momento un crecimiento económico superior a 5%, impulsado por los sectores de construcción, manufactura, hidrocarburos y minería.

"Probablemente ya estamos al primer trimestre con un desarrollo superior al 5% y el estimado que tenemos para fin de año es llegar al 5,5% de crecimiento, porque la costumbre de este país es que todo mundo después trabaja mucho para recuperar lo que no se pudo avanzar o producir los días de paro", indicó.

Zabalaga admitió sin embargo que los conflictos sociales sí afectan temporalmente el crecimiento en las regiones donde se protagonizan bloqueos o marchas.

Esta previsión no es compartida por la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), que consideró que el país perdió unos US$150 millones de su producto interno bruto (PIB) de 2013 a consecuencia del conflicto, que interrumpió además del comercio otros sectores productivos de la economía nacional.

El presidente de la CEPB, Daniel Sánchez, sostuvo que una pérdida de 0,5%, es un daño cuantioso que será difícil de recuperar para el país.

"El conflicto de los trabajadores sindicalizados tan largo va a ocasionar un retroceso en el crecimiento del PIB. Si el PIB está en US$25.000 millones hay que sacar el cálculo del medio punto, que se iba a crecer para este año", explicó el empresario.

Bolivia cerró en 2012 con un crecimiento económico de 5,2%, que lo situó como la tercera economía con mayor evolución financiera en América del Sur, por debajo de Perú y Venezuela.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe proyecto también hace unas semanas que Bolivia estará en 2013 entre las cuatro economías con mayor crecimiento de la región, al alcanzar una evolución de 5%, por debajo de Paraguay (10%), Panamá (8%) y Perú (6%).