La Paz. El Banco Central de Bolivia (BCB) redujo su previsión de la tasa de inflación para este año a 3,5%, desde un 4,5% previo, informó este miércoles el asesor principal de Política Económica del ente emisor, Raúl Mendoza.

La tasa de inflación acumulada en los primeros seis meses de este año se ubicó en 0,59%, el índice más bajo en la región, lo que hizo reducir las proyecciones hasta diciembre, explicó el ejecutivo del BCB.

"A principios de año habíamos indicado que la inflación estaría en torno al 4,5% y estamos revisando a la baja esa proyección. La inflación va estar en torno al 3,5%", dijo Mendoza a periodistas.

Bolivia terminó 2017 con una inflación de 2,71%, por debajo del rango meta de 4,3%, debido a la estabilidad de los precios de los alimentos, según el estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esa relativa estabilidad de precios al consumidor es resultado de un estricto control estatal sobre la oferta interna y las exportaciones de alimentos.