La actividad económica brasileña mostró una baja del 0,38% en agosto pasado ante julio (con ajuste estacional) tras dos meses consecutivos de alza, de acuerdo al Indice de Actividad Económica del Banco Central (IBC-Br) divulgado este miércoles.

El IBC-Br se encuentra en terreno positivo este año, con una avance acumulado del 0,31% sin ajuste estacional y del 0,42% en la serie con ajuste.

En los últimos 12 meses hasta agosto, la serie sin ajuste estacional aún mostró una retracción del 1,08% y del 0,89% en el dado ajustado.

En comparación con julio de 2016, el índice aumentó 1,64% en la serie sin ajuste estacional y 1,46% con ajuste.

De acuerdo con el Banco Central (BC), la economía brasileña ha tenido un comportamiento combinado en lo que va de este año.

En enero se expandió 0,51 por ciento, en febrero 1,35, en abril 0,15, en junio 0,25 y en julio 0,41%, pero por el contrario retrocedió en marzo 0,46%, en mayo 0,51 y en agosto disminuyó 0,38%.  

El año pasado, la economía brasileña sufrió una contracción de 3,6%, después de una caída récord de 3,8% en 2015.

Para 2017, la previsión de los analistas del mercado financiero es de un crecimiento de 0,72% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que el gobierno proyecta una expansión de 0,7%.

El IBC-Br, que incorpora informaciones sobre el nivel de actividad en industria, comercio, servicios y sector agropecuario, es calculado por el BC como previo del PIB, con el objetivo de facilitar la toma de decisiones sobre la política monetaria.

Los analistas alertan que los números del IBC-Br no deben tomarse al pie de la letra, ya que las estimaciones del BC no siempre terminan por coincidir con los índices oficiales divulgados por el IBGE.

De acuerdo al IBGE, la economía brasileña creció 1% en el primer trimestre del año y 0,2% en el segundo.