Brasilia. El banco central de Brasil recortaría sus tasas de interés este miércoles en otros 50 puntos básicos, a un 11,5%, en momentos en que el deterioro en la economía global y una fuerte desaceleración doméstica eclipsan la inquietud sobre la alta inflación.

La decisión de política monetaria será la primera desde que un sorpresivo recorte de tasas de interés el 31 de agosto puso al jefe del banco central, Alexandre Tombini, en un incómodo centro de atención.

Muchos economistas calificaron la medida como prematura, diciendo que la caída en los costos de crédito podrían avivar la inflación en un país cono un largo historial de precios desbocados.

Tombini y el comité de política monetaria del banco central -conocido como Copom- caminan por la cuerda floja, tratando de mantener viva la demanda de los consumidores mientras apuestan a que la desaceleración global aliviará las presiones inflacionarias.

El panorama internacional sólo ha empeorado desde el recorte de tasas en agosto, sin una solución a la vista para la crisis de deuda en Europa. Eso ha llevado a algunos economistas a pensar que el banco central estuvo en lo correcto en bajar las tasas cuando lo hizo como una medida preventiva de cara a un bajón económico.

Otras economías emergentes como México y Chile podrían seguir los pasos de Brasil, rebajando sus tasas tan pronto como este año para contrarrestar la desaceleración global.

Un desplome en las ventas minoristas y una contracción económica mayor que la prevista en agosto han aumentado la posibilidad de que Brasil pueda sorprender nuevamente con un recorte mayor que el esperado.

Sin embargo, una inflación por encima del objetivo anual -cerca de máximos en seis años- posiblemente mantendrá a las autoridades cautelosas.

"Creo que el banco (central) posiblemente será menos proactivo esta vez y eso se debe a una simple razón: las cifras principales en el frente inflacionario aún son demasiado altas", dijo el economista Enrique Alvarez de ideaGlobal en Nueva York.

De 26 economistas encuestados por Reuters, 22 pronosticaron que el banco central bajará su tasa referencial Selic a un 11,5% desde un 12%.

Los cuatro expertos restantes apostaron por recortes más pronunciado, con dos anunciando uno de 75 puntos básicos y los otros dos pronosticando una rebaja de 100 puntos básicos.

El Copom anunciaría su decisión de tasas después de las 18.00 hora local (20:00 GMT).