Sao Paulo. Los cambios estructurales en la economía de Brasil podrían permitir que las tasas de interés caigan cerca de mínimos históricos y se mantengan en ese nivel, según las minutas de la última reunión del Banco Central, divulgadas este jueves.

El banco recortó su tasa de interés referencial Selic el 7 de marzo en 75 puntos básicos, más de lo que esperaba el mercado, hasta un 9,75%. El mínimo histórico de la tasa es de un 8,75% y se alcanzó en el 2009, en medio de la crisis financiera global.

"El Banco Central señaló claramente que el objetivo es llevar la Selic a 9%", dijo Thiago Carlos, economista de Link Investimentos en Sao Paulo.

La declaración sorprendió a algunos operadores, quienes esperaban que las tasas cayeran incluso más en los próximos meses, mientras Brasil intenta revivir una economía que casi cae en recesión durante el segundo semestre del 2011.

La moneda brasileña se apreciaba un 1% en las primeras operaciones del jueves, y los futuros de las tasas de interés subían fuertemente, asumiendo el nuevo panorama.

"El Copom (comité de política monetaria) considera que hay una alta probabilidad de un escenario en el que la tasa Selic se dirigiría a niveles levemente superiores a los mínimos históricos y luego se estabilizaría", dijeron las minutas de la reunión del 7 de marzo.

El Banco Central de Brasil dijo que los cambios estructurales en los mercados crediticios locales y el fuerte desempeño fiscal de los últimos años redujeron el nivel de las tasas neutrales del país, dando más espacio para bajar las tasas de interés sin alimentar la inflación.

Los analistas esperan que el Banco Central recorte las tasas a un 9% para fines de mayo, según la mediana de las previsiones de un sondeo semanal que realiza la propia entidad entre 100 instituciones financieras.

La presidenta Dilma Rousseff intenta estimular el crecimiento económico este año tras una fuerte desaceleración en el 2011.

De acuerdo con las minutas, la desaceleración económica del año pasado fue "mayor a lo esperado" y despejó el camino para una "redistribución temporal del ajuste total de las condiciones monetarias".

La inflación en Brasil también ha mostrado señales favorables desde la reunión anterior del Banco Central, agregaron las minutas. En su escenario base, se espera que los precios al consumidor suban hasta quedarse cerca del centro de la meta gubernamental de un 4,5% durante el 2012.

La tasa de inflación a 12 meses hasta febrero era de un 5,85%.

Aún así, los temores de que la inflación pueda ganar ritmo para fines de año apoyada en un ajustado mercado laboral deberían evitar que las tasas bajen más, dijeron analistas.