Brasilia. Los últimos datos de precios y actividad en Brasil revelan un recalentamiento de la economía local y la necesidad de contener una posible expansión de la presión inflacionaria, informó el miércoles el banco central de Brasil.

En las minutas de su reunión sobre política monetaria de abril, el comité del banco central encargado de fijar las tasas indicó que optó por elevar la tasa de interés Selic de referencia del país por primera vez en cerca de 20 meses para controlar la creciente presión sobre la demanda y las expectativas de la inflación.

"Hubo consenso entre los miembros del comité respecto de la necesidad de adaptar el ritmo del ajuste en la tasa de interés a la evolución del panorama inflacionario y al correspondiente balance de riesgos de tal manera de limitar los impactos generados por el comportamiento de la inflación en la dinámica de precios subyacentes", según el comité de tasas.

En la reunión del 28 de abril, el comité aprobó de manera unánime elevar la tasa de interés referencial Selic en tres cuartos de punto porcentual a 9,5% anual. El alza de tasas fue la primera del banco desde septiembre de 2008.

El comité indicó que las proyecciones del banco central para el índice de precios al consumidor IPCA se mantuvieron por sobre las estimaciones del país de 4,5% anual para 2010 y 2011.

El índice IPCA de Brasil se aceleró a 5,22% en el año móvil hasta mediados de abril y había terminado 2009 en 4,31%.

El comité señaló que hay bastantes señales que indican que la economía brasileña está experimentando una sólida recuperación, impulsada por la fuerte oferta de créditos y el reciente estímulo fiscal.

El próximo anuncio de política monetaria del banco central está previsto para el 9 de junio.