Washington. El Banco Central de Brasil actuará de manera enérgica para mantener la inflación bajo control, dijo el sábado su presidente, Henrique Meirelles, en medio de una economía que se prepara para su primer alza de tasas de interés en dos años.

Brasil se convertiría el miércoles en el primer país entre las mayores economías latinoamericanas en subir sus tasas de interés. Los analistas están divididos sobre la magnitud del incremento, entre quienes apuestan por un alza de 50 puntos básicos y quienes apuntan a uno de 75 puntos, desde el actual mínimo histórico de 8,75%.

En declaraciones durante un alto de los encuentros del Fondo Monetario Internacional en Washington, Meirelles dijo que la entidad que preside será "absolutamente rigorosa" a la hora de hacer cumplir el régimen de metas de inflación.

"Aquellos que piensan que el Banco Central será complaciente con la inflación están equivocados", afirmó Meirelles en diálogo con la prensa.

"El Banco Central está comprometido a asegurar la convergencia de la inflación hacia el centro de la meta en un marco de tiempo relevante, y esto ciertamente requiere una acción enérgica del Banco Central durante todo el proceso", agregó.

Los analistas consultados semanalmente por el Banco Central estiman que el índice de inflación de referencia, el IPCA, cerrará el año en el 5,49%, por encima del centro de la meta, que es de un 4,5%.