Sao Paulo. El Banco Central de Brasil elevó este miércoles su pronóstico de inflación para 2010 y 2011, y sugirió que las alzas de tasas de interés podrían ser la manera de contener aquellas presiones.

El banco subió su estimación inflacionaria a 5,9% desde el 5,0% previo para este año, y su pronóstico de 2011, a 5,0% desde 4,6%.

La meta inflacionaria del banco para este año y el próximo es de 4,5% más o menos dos puntos porcentuales.

"Es importante destacar que, en un régimen de meta de inflación, las desviaciones del objetivo en la magnitud implícita en estos pronósticos sugieren la necesidad de implementar en el corto plazo un ajuste en la tasa de interés referencial", dijo la entidad.

Esto, "para contener el desequilibrio en el ritmo de expansión entre demanda interna y capacidad productiva de la economía, así como reforzar las expectativas inflacionarias", explicó.