Sao Paulo. El panorama de la inflación en Brasil ha mejorado a partir de abril, con la política monetaria aún como la mejor estrategia para contener las presiones de precios, dijo el Banco Central de Brasil en las minutas de su último encuentro de política monetaria divulgadas el jueves.

La semana pasada, los consejeros elevaron la tasa de interés referencial Selic a un 12,25% desde un 12%, de manera unánime y conforme a las expectativas.

El índice de precios al consumidor IPCA subió un 6,55% en 12 meses a mayo. Para este año, el Banco Central tiene una meta inflacionaria del 4,5%, más o menos dos puntos porcentuales.