Brasilia. En su reunión de la semana pasada, en la cual redujo la tasa básica de interés Selic de 7 para 6,25% anual, el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central de Brasil estuvo dividido sobre señalar un posible fin del ciclo de flexibilización monetaria, reveló el acta del encuentro, divulgada este jueves.

"Los miembros del Comité debatieron el grado de libertad a ser mantenido en la comunicación sobre el próximo paso de la política monetaria", apuntó el acta.

Según el documento, "algunos miembros manifestaron preferencia por alto grado de libertad, favoreciendo una comunicación más simétrica sobre el próximo paso", es decir, la posibilidad de asignar pesos iguales tanto a una parada en el ciclo de cortes y a una reducción moderada adicional.

"Otros propusieron señalar más fuertemente la posible interrupción del ciclo de flexibilización monetaria y mantener libertad de acción, pero en menor grado", agregó.

Finalmente, el Comité decidió una comunicación intermedia, que señala tanto el final del ciclo como la posibilidad de una baja.

Con la decisión de la semana pasada, que llevó la Selic para 6,75% anual, la tasa cayó para su menor nivel histórico, en un contexto de gradual recuperación de la actividad económica.

Los participantes del Copom concluyeron "ser apropiado señalar que, si la coyuntura evoluciona conforme al escenario básico, la interrupción del proceso de flexibilización monetaria parece adecuada bajo la perspectiva actual".

"Pero evaluaron que cabría comunicar que esa visión para la próxima reunión puede cambiar y llevar a una flexibilización monetaria moderada adicional, si hay cambios en la evolución del escenario básico y del balance de riesgos", agregó el documento.

El Copom cita en el acta tres circunstancias que podrían llevarle a interrumpir el ciclo de reducción de los intereses.

"La evolución de la coyuntura en línea con el escenario básico del Copom, la recuperación más consistente de la economía y un empeoramiento en el escenario internacional favorecerían la interrupción del proceso de flexibilización", apuntó.

Con la decisión de la semana pasada, que llevó la Selic para 6,75% anual, la tasa cayó para su menor nivel histórico, en un contexto de gradual recuperación de la actividad económica.

El nivel más bajo anterior de la Selic había sido registrado en el período entre octubre de 2012 a abril de 2013, cuando se mantuvo en el 7,25% anual.

Luego la tasa fue reajustada gradualmente hasta alcanzar el 14,25% anual en julio de 2015, nivel que se mantuvo en los meses siguientes.

En octubre de 2016 el Copom volvió a reducir el tipo básico de interés de la economía, iniciando un prolongado ciclo de flebilización monetaria

Para el Copom, el escenario externo se ha mostrado favorable, en la medida en que la actividad económica crece globalmente, contribuyendo para mantener el apetito al riesgo en relación a las economías emergentes, a pesar de la reciente volatilidad de las condiciones financieras en las economías avanzadas.

El Comité volvió a destacar la capacidad que la economía brasileña presenta de absorber un eventual revés en el escenario internacional, citando la situación robusta del balance de pagos, el ambiente con inflación baja, expectativas ancladas y perspectiva de recuperación económica.

"Todos los miembros del Comité volvieron a enfatizar que la aprobación e implementación de las reformas, especialmente las de carácter fiscal, y de ajustes en la economía brasileña, son fundamentales para la sostenibilidad del ambiente con inflación baja y estable", destacó el Copom.