Sao Paulo. El Banco Central de Brasil vendió 10.000 de los 37.000 contratos de swaps cambiarios reversos -que equivalen a una compra de dólares en el mercado a futuro- en una subasta realizada este viernes para detener el avance del real.

La fecha de vencimiento de los papeles es el 1 de marzo y el volumen financiero de la operación fue de US$502 millones.

La intervención del Banco Central se produjo luego de que el real subió hasta un 1% en la apertura del viernes, tocando una máximo de 1,9510 unidades por dólar.

Después de la subasta, el real disminuyó sus ganancias y a las 1413 GMT subía un 0,21%.