Sao Paulo. El Banco Central de Brasil intervino este viernes en el mercado cambiario por primera vez en lo que va de este año, con una compra de dólares en el mercado de futuros en un intento por frenar el alza del real y proteger la competitividad de las empresas nacionales.

El real cedió sus ganancias tras el anuncio de la subasta y se negociaba con una caída del 0,3% a 1,7271 unidades por dólar.

El real se ha apreciado un 8% este año, apoyado en el ingreso de US$6.500 millones netos al país en las primeras cuatro semanas del 2012.

Los analistas estaban esperando algún tipo de intervención oficial para detener la escalada, según un sondeo de Reuters entre analistas, que estimaron que el real se mantendría cerca de sus niveles actuales durante los próximos 12 meses.

La última vez que el Banco Central de Brasil intervino en el mercado cambiario fue el 15 de diciembre, cuando intentó vender dólares en el mercado a la vista.

La última subasta de futuros fue el 26 de julio, un día antes de que el gobierno diera a conocer un impuesto del 1% sobre los derivados usados para apostar por un fortalecimiento del real.

La tasa de corte de la subasta fue de 1,7383 reales por dólar y los futuros se liquidarán el 20 de marzo.