Brasil. La economía de Brasil debería acelerarse en los próximos meses y el Gobierno está preparado para enfrentar cualquier posible contagio financiero si la crisis de la zona euro empeora, dijo este lunes el presidente del Banco Central, Alexandre Tombini.

El funcionario, durante un evento en Sao Paulo, sostuvo que Brasil es "más fuerte ahora de lo que era en el 2008", cuando la crisis financiera de Estados Unidos ayudó a hundir al país en la recesión.

Tras los datos de la semana pasada que mostraron una caída en la actividad económica por tercer mes consecutivo en marzo, Tombini dijo que la economía de Brasil ciertamente crecería más en el 2013 que este año.

También desestimó las preocupaciones sobre la reciente depreciación de la divisa brasileña, el real, que ha perdido cerca del 8,6 por ciento de su valor contra el dólar este año. También dijo que el efecto de una divisa más débil sobre la inflación ha sido "moderado" hasta el minuto y podría tener un efecto incluso menor en el tiempo.

Un real más débil encarece las importaciones de bienes, que pueden empujar al alza la inflación.

Tombini agregó que los actuales requisitos de reservas bancarias del país están en un nivel adecuado.