Brasilia.-  El banco central de Brasil probablemente mantendrá sus tasas de interés en mínimos históricos el miércoles al cierre de su reunión de dos días, pese a la depreciación que ha sufrido el real, aunque su comunicado podría mostrar un tono más agresivo en materia de política monetaria.

La expectativa general es que el Comité de Política Monetaria (Copom) mantenga la tasa de interés referencial Selic en un 6,50%, según un sondeo de Reuters a economistas.

El anuncio de la decisión se espera a las 2100 GMT de este miércoles.

El consenso de 37 de los 38 economistas consultados sugiere que el mercado ha asimilado las promesas de los banqueros de que no usarán la política monetaria para combatir la depreciación del real.

Los miembros del banco han reiterado que los movimientos de la moneda conducirán la política monetaria sólo si impactan la inflación actual o las expectativas para futuras alzas de precios. Dado que el desempleo está en dos dígitos y eso está conteniendo la inflación, es improbable que eso genere mucha preocupación.

Pero el banco podría optar por un giro más agresivo en su lenguaje luego de que una huelga nacional de los camioneros, la aprensión por el panorama fiscal del Gobierno y la elección presidencial de este año llevaron al real a un mínimo de dos años.

El más reciente sondeo de Reuters sugiere que la escasez de productos durante la huelga probablemente impulsó la tasa de inflación de Brasil de vuelta al rango objetivo del banco, luego de que el año pasado el indicador terminó por primera vez en el extremo inferior del rango.