BRASILIA. El Banco Central de Brasil, optó este miércoles por hacer una pausa en su ciclo de ajuste de tasas iniciado en abril ante las señales de una desaceleración económica y de menores presiones inflacionarias.

En una medida ampliamente esperada, el Comité de Política Monetaria del banco central mantuvo la tasa de interés referencial Selic en un 10,75%.

En un comunicado publicado tras la reunión, el comité señaló que la decisión daba "adecuadas condiciones para el mantenimiento de las metas de inflación" en el futuro cercano.

El banco central señaló que la decisión de mantener sin cambios la tasa fue unánime.

La decisión era ampliamente esperada por los actores del mercado, quienes habían indicado que era probable que el banco suspendiera su ciclo de ajuste de tasas para evaluar la intensidad de una reciente desaceleración económica y su impacto sobre los precios.