Sao Paulo. El Banco Central de Brasil mantuvo estable la tasa de interés el miércoles, como se esperaba, pese a que la moneda local tocó su menor nivel en más de dos años.

El Comité de Política Monetaria de nueve miembros, conocido como Copom, mantuvo la tasa de interés referencial Selic en un 6,50%.

Un sondeo de Reuters había arrojado que 37 de 38 economistas esperaban una mantención del costo del crédito.

La entidad citó un empeoramiento en el mercado externo y, al mismo tiempo, una recuperación "más gradual" de la economía brasileña este año después de la huelga de los camioneros.

"El Copom entiende que debe pautar su actuación con el foco en la evolución de las proyecciones y expectativas de inflación, de su balance de riesgos y de la actividad económica", afirmó el BC en un comunicado, en medio del movimiento que llevó a la fuerte apreciación del dólar en los últimos años meses. 

"Los choques que produzcan ajustes de precios relativos deben ser combatidos sólo en el impacto secundario que puedan tener en la inflación prospectiva", agregó.

Treinta y seis de 37 economistas esperaban que el Copom mantuviera a Selic, sugiriendo que repetidas declaraciones del BC -de que no había "relación mecánica" entre el cambio y la política monetaria- limitaron las apuestas en altas tasas, incluso después de que el dólar alcanzó las máximas en dos años, por encima del nivel de 3,90 reales.