El Banco Central de Brasil recortó sus proyecciones económicas para el año próximo y anunció que espera una contracción de 1,1% en su Producto Interno Bruto en el 2015, de acuerdo al reporte trimestral divulgado este miércoles por la entidad.

El ente monetario redujo también su previsión de inflación para el próximo año a 4,8%, frente a la estimación previa de un 4,9%, pese a las señales de que la crisis económica será prolongada, lo que implica que podría seguir elevado su tasa de interés clave para reducir las expectativas sobre las alzas de precios.

Para el 2015, el reporte indicó que la inflación de la mayor economía latinoamericana se ubicará en 9%, ante el cálculo anterior de 7,9%.

La economía de Brasil sufrirá además una contracción de 0,8% en el cuarto trimestre de este año, según el informe del Banco Central.