El Banco Central de Brasil redujo sus pronósticos para la inflación y proyectó que el crecimiento económico se acelerará hacia el año próximo, en una estimación más optimista para la economía más grande de América Latina en la medida que las tasas de interés se acercan a mínimos históricos.

En su informe trimestral sobre inflación, publicado el jueves, el Banco Central proyectó un crecimiento económico de 0,7% en 2017 desde un cálculo anterior de 0,5%.

Para 2018, el pronóstico de crecimiento de Brasil es de 2,2%.

El banco revisó sus proyecciones para la inflación a 3,2% para 2017 y a 4,3% en 2018, desde 3,3% y 4,4%, respectivamente.