Brasilia. El principal candidato de oposición para las elecciones presidenciales de Brasil dijo este miércoles que si resulta electo el banco central mantendría su actual autonomía, pero que formará parte de una política económica más amplia.

"El banco central continuará con la autonomía que tiene hoy. La diferencia es que organizaremos un equipo homogéneo", dijo Serra en una entrevista con TV Globo, haciendo referencia al jefe del banco central y los ministros de Hacienda y Planificación, respectivamente.

"La economía está integrada. No puedes tener la recolección de impuestos como una política, el gasto público como otra y la política monetaria como una tercera. No es bueno para el país cuando no están coordinadas", declaró.

El ex gobernador del estado de Sao Paulo generó dudas entre los inversores sobre la autonomía del banco central al decir que en su Gobierno el banco tendría que acatar la política económica de Brasilia.

Real sobrevaluado. Serra, quién encabeza el partido de centro PSDB, dijo en julio de este año que las tasas de interés necesitan un recorte y que la divisa local, el real, estaba "mega" sobrevaluada.

En la entrevista con TV Globo, Serra manifestó que el real estaba sobrevaluado y que eso daña las exportaciones, pero que continuaría flotando libremente.

En recientes encuestas de opinión, el veterano político de 68 años va a la zaga de la candidata del partido gobernante Dilma Rousseff por entre 5 a 10 puntos porcentuales.

No se cree que Serra o Rousseff den la espalda a las políticas favorables a los mercados que han ayudado a fomentar el crecimiento económico de Brasil en los años recientes.

Pero Serra está a favor de un Gobierno activo en la economía, y Rousseff defiende compañías estatales sólidas en sectores estratégicos como el petróleo, la energía y los bancos.

Si ninguno de los candidatos obtiene más de un 50% de los votos en la elección del 3 de octubre de este año, los dos que obtengan las mayores votaciones deberán participar en una segunda vuelta el 31 de octubre.