Sao Paulo. El Banco Central de Brasil vendió un 86% de los swaps cambiarios reversos ofrecidos en una subasta este viernes, en un esfuerzo por reducir la oferta de dólares en el mercado local.

La autoridad monetaria vendió 25.800 de un total de 30.000 contratos ofrecidos en la subasta. Los contratos tienen fecha para el 1 de agosto.

El banco central vendió los swaps cambiarios para reemplazar contratos en vencimiento que podrían haber atiborrado con más dólares a los mercados locales.

El gobierno busca contener la apreciación del real, que está afectando las exportaciones e impulsando una ola de importaciones.

Antes de este viernes, el banco central había vendido contratos de swaps reversos cambiarios por última vez el 1 de abril. La entidad usa los swaps, que tienen el mismo efecto que comprar dólares en el mercado de futuros, como una forma de desacelerar la apreciación del real.