Santiago. El Banco Central de Chile desplegará un programa de compra de activos por valor de US$10.000 millones tras la aprobación de la ley que permite el retiro del 10% de los fondos de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

En un comunicado emitido este jueves, el instituto emisor ha anunciado que desplegará un programa especial de operaciones de compra al contado realizada conjunta y simultáneamente con una venta a plazo, en el mercado abierto, de instrumentos elegibles emitidos por bancos.

Así, la entidad comprará, al contado, bonos bancarios y, conjunta y simultáneamente, venderá a plazo estos instrumentos a la misma contraparte, que son todas las entidades del Sistema de Operaciones de Mercado Abierto (SOMA). Los plazos de venta serán entre uno y tres meses.

El pasado 23 de julio, el Banco Central del país andino emitió un comunicado advirtiendo que intensificaría su vigilancia en los mercados financieros durante estas semanas, después de que se aprobara la ley del retiro de planes de pensiones.

En este contexto, el instituto emisor entiende que la entrada en vigor de dicha norma conllevará una "importante liquidación de activos por parte de las administradoras de estos fondos". Además, el texto afirma que la liquidación ordenada de dichos activos es "esencial" para preservar la estabilidad financiera y la eficiencia del proceso de formación de precios.

Por otro lado, la entidad continuará con la ventanilla de compra de bonos bancarios de US$4.100 millones del programa de marzo y agregará una ventanilla de compra de depósitos a plazo por hasta US$8.000 millones.