Los consejeros del Banco Central de Chile votaron por unanimidad subir en octubre la tasa clave de interés al 3,25% debido a la persistente presión inflacionaria, aunque evaluaron dejarla estable por la debilidad de la economía, reveló el viernes la minuta de su reunión de política monetaria.

Los cuatro miembros del consejo decidieron elevar la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 25 puntos básicos luego de mantenerla casi un año en 3%, para contrarrestar la desaceleración en la actividad del mayor productor mundial de cobre.

Pero la inflación ha superado por meses el rango de tolerancia de entre 2% al 4% del instituto emisor.

De acuerdo a los antecedentes estudiados por el organismo, la convergencia a la meta de inflación sería lenta y para materializarse requeriría disminuir el estímulo monetario en 50 o 75 puntos básicos en los próximos meses.