Valparaíso, EFE. El Banco Central de Chile reafirmó que el Producto Interior Bruto (PIB) cerrará el 2012 con un crecimiento del 5,5% y proyectó un rango de expansión de entre un 4,25% y un 5,25% para el próximo año.

Las cifras corresponden al cuarto Informe de Política Monetaria (Ipom) correspondiente a 2012, que el presidente del organismo emisor, Rodrigo Vergara, expuso ante la Comisión de Hacienda del Senado.

Respecto de la inflación, que hasta el pasado noviembre se situó en el 2,1% interanual, el informe proyecta una tasa en torno al 3% para el 2013.

En su informe anterior, el pasado septiembre, el emisor había previsto una expansión del PIB de entre un 4,75% y 5,25% para este año y de entre un 4% y un 5% para el 2013.

Según el informe, el escenario macroeconómico que enfrenta el país no ha mostrado cambios sustantivos respecto del anterior, aunque subyacen algunos riesgos, "tanto en el escenario interno como externo".

Señala, entre esos riesgos, que la actividad económica y en especial la demanda interna han crecido sobre lo esperado y que, en lo externo, se ha avanzado, aunque siguen presentes los riesgos inherentes a la crisis en la zona euro.

Agrega que el costo de la vida total ha mostrado "vaivenes relevantes" en los últimos meses por factores puntuales asociados a choques de oferta, mientras que la inflación subyacente (excluye los combustibles, frutas y verduras frescas) ha descendido levemente, a pesar del mayor dinamismo de la actividad.

Para el 2013, el informe prevé un aumento de un 5,7% anual de la demanda interna, con lo que el déficit de cuenta corriente volverá a ampliarse, hasta llegar a equivaler al 4,6% del PIB, indica el informe.

Las proyecciones suponen que no habrá cambios sustantivos en las condiciones macroeconómicas para Chile y que la economía crecerá a tasas acordes con el crecimiento de tendencia (crecimiento ideal de una economía excluyendo factores coyunturales), que el Banco Central sigue estimando en torno a un 5%.

Respecto del sector externo, el informe prevé que en 2013 y 2014 el crecimiento mundial promediará un 3,6%, mientras que el de los socios comerciales de Chile promediará un 3,8%.

Los precios de las materias primas no tendrán grandes cambios respecto de lo que se proyectaba anteriormente y en el bienio 2013-2014 el precio del cobre será de US$3,45 por libra y el del petróleo Brent de US$102 el barril.

El principal riesgo externo sigue siendo la situación de la zona euro y la discusión en Estados Unidos para evitar ajustes fiscales abruptos en 2013, señala el informe.

No obstante, en su exposición, Vergara manifestó su preocupación por la evolución del mercado inmobiliario y el eventual riesgo de una "burbuja"

"A mediados de año llamamos la atención sobre la evolución de los precios (alzas abruptas) en este sector, particularmente en algunos sectores de Santiago", dijo Vergara.

"Hoy, en la medida que vemos que algunas de esas tendencias se han profundizado y ampliado, volvemos sobre este tema. Aunque el crecimiento de los precios puede encontrar justificaciones en sus determinantes macroeconómicos y microeconómicos, debe ser seguido con cuidado", agregó.

Vergara no descartó una aceleración del crédito hipotecario en el mediano plazo, por la etapa del ciclo de oferta y demanda en el cual se encuentra el sector inmobiliario residencial y advirtió que además, los estándares crediticios se han vuelto algo menos estrictos para dichos créditos, lo que se refleja en un aumento en el porcentaje del valor de la vivienda que se presta.

Lo anterior, advirtió "podría llevar a la gestación de vulnerabilidades en el sector inmobiliario y constructor, o en los hogares demandantes de viviendas".