Santiago. El Banco Central de Chile podría poner fin a una etapa de agresivas alzas en la tasa clave de la economía, lo que daría paso a una moderación en el ritmo de ajuste, estimaron varios consejeros del ente rector, según reveló este viernes la minuta de su última reunión.

El Banco Central sorprendió al mercado al decidir por unanimidad subir su Tasa de Política Monetaria (TPM) por tercera vez consecutiva en 50 puntos base en su reunión de mayo para dejarla en un 5%, ante el dinamismo de la economía local.

"Varios consejeros indicaron que el alza de 50 puntos base, de alguna forma, culminaba una etapa del proceso de ajuste de la política monetaria", dijo la minuta del Banco Central.

Los consejeros estimaron que ahora podría iniciarse una fase no sólo de menor magnitud en el alza de la tasa, sino que podría estar acompañada de períodos de pausa.

El Banco Central inició el año pasado un retiro gradual del estímulo monetario que aplicó para hacer frente a los efectos de la crisis global.

Para el consejo, la última alza respondió a la estrategia del organismo rector de actuar en forma preventiva para contener el dinamismo de la demanda interna y la propagación de shocks adversos de oferta.

Destacaron que los mercados de materias primas continuaban volátiles, por lo que no se podía descartar que continuara el traspaso del alza de los precios externos a los domésticos.

Durante el encuentro, los directores también debatieron si debían ajustar la TPM en sólo 25 puntos, como esperaba el mercado según un sondeo de Reuters, en vista del retroceso en las expectativas de inflación.

"Respecto de las próximas decisiones de política monetaria, todos los Consejeros coincidieron en que la TPM se acercaba al rango de valores considerados como más neutrales y que los movimientos próximos se decidirían a la luz de los datos que se recibieran", reveló la minuta.