Santiago. El consejo del Banco Central de Chile evaluó en su última reunión de política monetaria mantener o recortar el interés clave en 25 puntos, reveló el viernes la minuta del encuentro.

En su encuentro de mayo, los miembros del organismo acordaron mantener la tasa clave en 2,50%, lo que se enmarca en un ciclo de política monetaria expansiva.

"Todos los participantes concordaron en que la economía, en el ámbito externo e interno, se había comportado dentro de lo planteado (...) aunque con riesgos que se mantenían e incluso habían variado en algunos frentes", expresó el informe.

"Esta opción proporcionaba un impulso monetario adecuado para asegurar la convergencia de la inflación a la meta dentro del horizonte de política", agregó.

En abril, la inflación en los últimos 12 meses acumuló un nivel del 1,9%, por debajo del rango que maneja el Banco Central de entre 2,0 y 4,0% en su horizonte de proyección.

Aunque la decisión de mantener la tasa fue unánime, los consejeros coincidieron que un recorte de 25 puntos limitaba los riesgos sobre la convergencia de la inflación a la meta, pero la medida sería difícil de comunicar ya que implicaba un cambio de criterio respecto de las últimas decisiones del consejo.

Desde mediados del año pasado, el instituto emisor ha dejado sin cambios la TPM, luego de recortarla en 100 puntos básicos en el primer semestre del 2017.

Recientes sondeos del organismo entre operadores y analistas, mostraron que el mercado espera que la tasa de interés clave permanezca estable al menos hasta el último trimestre de este año y se ubique en 2,75% hacia mayo del 2019.