El Banco Central pronosticó este lunes un crecimiento de la economía chilena entre 2,5% y 3,5% en 2018, mientras que la inflación seguiría en la parte baja del rango de tolerancia, lo que dejaría espacio para continuar con el actual impulso monetario, a menos que la convergencia de precios sea afectada.

El Producto Interno Bruto (PIB) estimado para el mayor productor mundial de cobre es idéntico a un anterior cálculo y se ubicaría muy por encima del 1,4% al que se expandiría la economía en 2017, su nivel más bajo desde la contracción del 1% anotada en 2009, dijo un informe del organismo autónomo.

En una presentación ante el Senado, el presidente del Banco Central, Mario Marcel, admitió que la convergencia de la inflación hacia un 3% podría ser algo más lenta, en medio de un ritmo de expansión de la actividad que irá aumentando paulatinamente y un mejor desempeño de la minería ante una baja base de comparación.

"Estas proyecciones para el próximo año se apoyan en un escenario externo favorable, el fin del ajuste de la inversión minera y habitacional, la ausencia de desbalances macroeconómicos relevantes y una política monetaria claramente expansiva", dijo el Informe de Política Monetaria (IPoM).

Ante un crecimiento acotado, la inflación se mantendría en torno al límite inferior del rango de tolerancia de la entidad (2% a 4%) por varios meses. Así cerraría en 2,1% este año y llegaría a un 2,9% en 2018.

El informe recalcó que la Tasa de Política Monetaria (TPM) se mantendrá en torno a sus niveles actuales y que "desviaciones a la baja de la inflación en el corto plazo deben ser monitoreadas con cuidado. Esto, porque la convergencia de la inflación podría verse afectada, en cuyo caso se requeriría profundizar la expansividad de la política monetaria".

Con todo, se prevé un aumento de la demanda interna de 3,7% en 2018, con un consumo e inversión que anotarían alzas del 3% y 3,1%, respectivamente.

El precio del cobre, el principal envío del país y que ha tenido una robusta alza en los últimos meses, cerraría con un promedio de US$2,8 la libra este año y alcanzaría un valor de US$2,95 por libra en 2018.