En su reunión mensual de política monetaria, el Consejo del Banco Central de Chile acordó este martes mantener la tasa de interés de política monetaria en 3 % anual.

El consejo del instituto emisor explicó su decisión señalando que “en el ámbito externo, los antecedentes recientes reafirman las perspectivas de buen desempeño económico en Estados Unidos y de menor crecimiento y baja inflación en la Eurozona y Japón, fenómeno que ha acentuado las diferencias en la política monetaria llevada adelante por dichos países”.

“Las condiciones financieras externas tendieron a normalizarse durante el mes, pero nuevos brotes de volatilidad no son descartables. Las proyecciones de crecimiento para Asia emergente disminuyen levemente, mientras que en América Latina confirman la debilidad de parte importante de la región. El precio del petróleo volvió a bajar, mientras que el del cobre ha permanecido relativamente estable”, agregó.

Asimismo sostiene que “los antecedentes de la actividad, la demanda y el empleo siguen dando cuenta del bajo dinamismo de la economía chilena. Las condiciones de financiamiento local reflejan el impacto del estímulo monetario. La inflación de octubre sorprendió significativamente al alza, alcanzando 5,7% anual. En el escenario más probable, se mantendrá algunos meses por sobre el límite superior del rango de tolerancia. La sorpresa inflacionaria puede ser asociada mayoritariamente a factores puntuales y transitorios. La evolución de los precios se seguirá monitoreando con especial atención. Las expectativas de inflación de mediano plazo se mantienen en torno a 3 %”.

El consejo reafirma su compromiso de conducir la política monetaria con flexibilidad, de manera que la inflación proyectada se ubique en 3% en el horizonte de política. Cambios futuros en la TPM dependerán de las implicancias de las condiciones macroeconómicas internas y externas sobre las perspectivas inflacionarias.